Sin título

No te destruyas, escuchas esas melodias y recuerdas con placer como era olvidarse del dolor por un rato, que no era como ahora que aprieta punzante a cada segundo y no te abandona. Cuando fluía un olvido momentaneo por tus venas como una niebla espesa y te rendías ante un abrazo vacío, y jugabas aún con la imaginación de una niña que toma un animal muerto para destrozarlo y verlo reducido a su mínima expresión. Tu corazon se despierta y se retuerce, incondicional. Excesos que ya no se expresan con tanta frecuencia ni intensidad. Te enorgullece la soledad, poder tomar decisiones, combatir la adicción, ser capaz de evaluar las consecuencias; pero a veces, solo a veces, regresan las ganas de dejarse caer. Que paja x.x ….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s